Las semillas feminizadas son capaces de producir plantas de marihuana hembras hasta en un 99,99% de los cultivos. Son tratadas genéticamente para evitar producir plantas macho. Pero, ¿por qué razón?
Cerca del 25% de las plantas del mundo son de tipo Dioicas, es decir, pueden ser macho o hembras (o incluso hermafroditas). En el caso del Cannabis, solo las plantas hembra producen cogollos, que representas las flores femeninas. Esta es la razón por la cual las semillas feminizadas son tan populares. Además, como veremos más adelante, las plantas macho pueden perjudicar nuestro cultivo.

Cuales son sus características

Además de generar deliciosos cogollos, la principal característica de los cultivos de semillas Feminizadas es que producen plantas fotodependientes. Esto significa que, a diferencia de las Autoflorecientes (conocidas normalmente como Semillas Automáticas), las Feminizadas requieren recibir ciclos de 12 horas de luz y 12 horas de oscuridad para entrar en floración

producción de semillas feminizadas

Esto se conoce como fotoperiodo, y nos permite controlar el tiempo de crecimiento, y por ende, el tamaño de nuestras plantas.
Además, suelen tener un tamaño mayor y una concentración más alta de THC que las plantas auto. Es decir, producen más y pegan más fuerte.

Una buena semilla debe traer consigo cierta información necesaria para saber que estás cultivando. Las más importantes son el Banco de semillas (la marca, o empresa que la produce), cuánto tiempo demora su etapa de floración tanto en interior como en exterior, cuál es su proporción de Sativa-Indica y su concentración de THC. También debe indicar su producción de cogollos secos, tanto en interior -medida en gramos por metro cuadrado de indoor-, como en exterior -medido en gramos por planta individual-. Estos valores son siempre aproximados y varían dependiendo de la calidad de tu cultivo, pero son una buena referencia para empezar.

fotoperiodo semillas feminizadas

Sobre el fotoperiodo

El fotoperiodo no es más que la combinación entre horas de luz y horas de oscuridad que reciben nuestras plantas. La combinación de ambas siempre debe sumar 24 horas. En exterior esto siempre se cumple, pero en cultivos de interior es nuestra responsabilidad controlarlo.

¿Cual es la gracia? Toda planta de cannabis tiene dos etapas principales. Primero está el periodo vegetativo o de crecimiento, en el cual nuestras plantas pasan de ser unas pequeñas plántulas a tener un tamaño decente. En esta etapa se suelen usar combinaciones luz/oscuridad de 18/6 o 20/4 para indoor. Con esto se fomenta el crecimiento.
Luego tenemos la etapa de floración, que es la más larga, y es donde se producen los cogollos. Para que nuestra planta entre en floración, debemos cambiar el fotoperiodo a 12/12.
Por su parte, en exterior evidentemente no podemos controlar las horas de luz, por lo que debemos planificar las fechas de cultivo. Debido a nuestra ubicación en el hemisferio sur, lo común es comenzar en septiembre para cosechar en abril.

¿Porqué evitar las plantas macho?

Las semillas pueden dar plantas machos o hembras, y es necesario verificar su sexo cuando logran la maduración sexual, lo cual ocurre normalmente entre la sexta y octava semana de cultivo.
Lo recomendado es que si es una planta es macho, sea eliminada.

fases de cultivo semillas feminizadas

 Esto debido a varias razones, la primera y principal es que no produce cogollos, por lo que es tiempo y esfuerzo perdido. La segunda es que los machos polinizan a las hembras, haciendo que los cogollos de estas se llenen de semillas. Esto es malo no solo por la incomodidad al moler, enrolar, o causar un posible petardo al fumar, sino también, porque la planta usa su energía en producir semillas y no cogollos más grandes y potentes. Esto reduce nuestra producción final.
Ojo, el polen producido por un macho puede viajar distancias de hasta 7 kilómetros por el viento, incluso más, por lo que si tienes un macho puedes perjudicar el cultivo de muchos cultivadores a tu alrededor.

Esta imagen muestra una semillas de marihuana

Consideraciones y datos importantes

Las semillas no feminizadas se conocen como Semillas Regulares, y son usadas por cultivadores experimentados para realizar sus propias cruzas y variedades. Casi todas las semillas que se venden en el mercado son feminizadas. Las semillas Automáticas son un subtipo de semillas feminizadas. Por su parte, las semillas conocidas como F1 o Fast Version son un subtipo de semillas feminizadas que están listas para la cosecha en menor tiempo.

Revisa nuestro catálogo completo de Semillas Feminizadas, y recuerda que si tienes cualquier duda, puedes consultar con nuestros expertos de Notorious.

Fuentes: IVAMI Instituto Valenciano de Microbiología. Marihuana: Fundamentos de Cultivo de Jorge Cervantes.

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of