cultivo indoor con temperatura optima

Pese a ser uno de los factores menos considerados por los cultivadores menos experimentados, mantener y en este caso, bajar la temperatura del indoor es una la de las tareas más importantes. Sobre todo en verano, el calor se vuelve un enemigo implacable de nuestras plantas, pudiendo reducir notablemente la producción de cogollos, o incluso, llevar a nuestras queridas a la muerte. Y no estamos exageramos.

Existen distintos métodos para mantener el calor en niveles aceptables, incluso óptimos. Algunos son más sofisticados que otros, variando en su costo y efectividad.

Pero antes de abordar las distintas técnicas, primero vamos a los aspectos teóricos.

¿Cual es la temperatura correcta?

Si bien puede cambiar levemente entre las distintas variedades, la temperatura óptima para un cultivo tiende a ser la misma en casi cualquier cultivo de marihuana. Pero ojo, esta cambia dependiendo de la etapa de crecimiento en la que se encuentra nuestra planta.

tabla que indica la temperatura óptima según el ciclo de la planta de marihuana

Cuando el calor es un problema, debes enfocarte en evitar los picos de temperatura, antes que lograr la temperatura ideal. Aunque sea por poco tiempo, una subida fuerte en los Grados Celsius puede ser muy dañina y hasta fatal.

Cabe rescatar que hay una relación estrecha entre temperatura y humedad. Mientras mayor es la humedad, nuestras plantas pueden tolerar mejor las temperaturas. Ambos aspectos deben ser cuidados y controlados.

plántula de marihuana

Depende de la etapa en que se encuentra nuestra planta

Plántula: Cuando nuestras pequeñas están comenzando a crecer, la temperatura durante el ciclo de luz encendida debe estar entre los 20° y 25°C. Con la luz apagada, lo ideal es que nuestro hábitat no baje de 15°C.

La humedad debe ser alta, en torno al 65-75% de humedad relativa. Nuestras pequeñas no tienen raíces funcionales todavía, y deben absorber humedad del aire.

Crecimiento: Nuestras plantas ya están listas para tener mayor actividad. La temperatura sube levemente, donde lo ideal es que se mantengan entre 22-28°C. en ciclo de luz, y 18-22°C en oscuridad.

La humedad relativa puede partir desde el 70% e ir bajando paulatinamente entre 5 y 10% semanalmente, pero sin llegar a menos del 35%.

Floración: Aquí necesitamos que nuestras plantas respiren mucho, en un ambiente parecido al otoño. La temperatura debe ser de 20-26°C. en ciclo de luz y 16-22°C. en oscuridad.

La humedad debe estar en torno al 45% sin superar el 60%, pues mucha humedad aumenta las probabilidades de sufrir ataques de hongos en los cogollos.

Técnicas para bajar la temperatura del indoor

Tenemos un gran abanico de técnicas para usar con el fin de bajar la temperatura de nuestro indoor. Algunas requieren comprar artículos de cultivo, pero otras son totalmente gratis y/o caseras.

hombre manipulando cultivo de marihuana para disminuir la temperaturahombre manipulando cultivo de marihuana para disminuir la temperatura

A continuación, nuestra selección

1) Ciclo inverso: La más simple y completamente gratuita. Consiste en calzar las horas en que la iluminación de nuestro indoor está prendida con las hora de bajas temperaturas del exterior -noche, obviamente- y las horas de mayor calor exterior mantener la iluminación apagada. Es decir, de día, la iluminación apagada, de noche, prendida.

2) Iluminación LEC o LED: Estos tipos de iluminación indoor emiten menos calor que la HM/HPS. Son equipos más caros, pero con menor consumo eléctrico y menor generación de calor. Para más información revisa nuestro post: Iluminación Led vs Sodio.

3) Sacar el balastro del lugar de cultivo: Por su parte, si tenemos iluminación HM/HPS, podemos sacar el balastro y mantenerlo al exterior del armario. Esto evita una fuente de calor al interior del cultivo.

4) Intractores y extractores: El extractor es una pieza fundamental de nuestro kit indoor, el cual saca el aire caliente y ya utilizado por la planta. Además genera intracción pasiva, que es el aire que ingresa al armario por sus ventanas debido al vacío interior que produce la extracción. Sin embargo, muchas veces no es suficiente, y debemos complementar con un intractor, encargado de ingresar con más fuerza aire fresco al interior del cultivo.

5) Intractores y extractores en el exterior: Si tenemos ductos disponibles, lo ideal es mantener tanto intractores como extractores funcionando al exterior del armario, pues estos también generan una cuota de calor.

6) Sacar el aire caliente de la habitación: Por otra parte, si es posible, procura que el aire extraído del indoor se dirija directamente al exterior mediante un ducto.

7) Habitación ventilada: Independiente de si puedes o no sacar el aire del indoor al exterior, siempre es deseable que la habitación en la que se encuentra el cultivo esté bien ventilada. No solo por la temperatura, sino también por la acumulación de oxigeno y la falta de CO2. Crear o fomentar una corriente de aire constante, aunque sea leve, es un gran aporte.

8) Reflectores ventilados: Existen cierto tipo de reflectores cerrados diseñados para ser conectados al extractor mediante un ducto. De esta manera se logra extraer directamente el calor generado por la ampolleta hacia el exterior, sin pasar por el hábitat de las plantas. Un ejemplo de este tipo de reflectores es el Maxlight Coolbox de Garden Highpro o los Cooltube. Esta solución reduce varios grados de calor en nuestro centro de cultivo.

9) Hielo: en caso de emergencia, algunos cultivadores ponen hielo en la boca de intracción del kit indoor, como por ejemplo, botellas con agua congelada. Con esto se puede lograr una reducción básica y algo tediosa, pero lograble en cualquier casa, y puede ser efectiva en cuartos de cultivo de menor tamaño.

10) Humidificador de aire: Este componente lo recomendamos tener siempre en un cultivo interior ya que es especialmente eficaz en el combate contra el calor. Si bien no baja mucho la temperatura, la humedad en el aire permite que las plantas soporten de mejor manera el calor. Además nos permite controlar el humedad en cualquier momento, mejorando la calidad y productividad de nuestras plantas. Acá un humidificador recomendado de la casa.

11) Aire acondicionado: Si has probado todo en el combate contra el calor, y dispones de un buen presupuesto, una solución final es el uso de aire acondicionado. Esto nos permite bajar directamente la temperatura ya sea del indoor o de toda la habitación donde se encuentra el cultivo. Tiene un alto consumo eléctrico, y su costo es elevado, pero representa una solución definitiva al problema

12) Regar con agua fría: Por último algo que parece simple y obvio, pero ha causado más de un problema a varios cultivadores. Si el agua de la llave sale tibia o caliente, o si riegas con botellas que estuvieron al sol, mejor espera que se enfríen. El agua tibia o caliente puede afectar fuertemente a las raíces, que sabemos, son muy sensibles. Riega siempre con agua helada (tampoco cercana a estar congelada), fresca, y que ojalá haya reposado uno o dos días para botar parte del cloro.

termohigrometro para medir temperatura y humedad

Medir, siempre medir

Cualquiera sea el método que uses, siempre lleva un control de la temperatura y humedad de tu cultivo. Un Termohigrometro es una herramienta importante y de bajo costo, que muchas veces puede dejar registrada la mayor temperatura del día. Así sabrás si esta se mantiene a niveles estables o si existen momentos en que sobrepasa los límites que buscas.

Tampoco olvides revisar las señales que las plantas nos entregan. Hojas flácidas en dirección al suelo, hojas encrespadas hacia arriba o definitivamente secas pueden ser señales de que la temperatura se nos fue hacia arriba. Si ves señales extrañas, infórmate, investiga o comunícate con nuestros expertos de Notorious que siempre estarán encantados de ayudarte a bajar la temperatura del indoor u otras consultas!

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of