Post sobre los grinder

El grinder, conocido en Chile como “moledor”, es uno de los objetos de parafernalia cannábica más usados en el mundo. Aquí te contamos todo lo que tienes que saber sobre este objeto indispensable para cualquier fumador.

Aunque el título pueda confundir, te advierto: éste no es un artículo sobre cómo comprar marihuana vía Grindr, esta aplicación de citas en líneas para hombres gays o bisexuales, que últimamente se ha transformado en plataforma de compra venta de hierba. Ese ya es otro tema.

¿Para qué sirve un grinder?

Un grinder sirve para triturar la hierba antes de armar un pito. Esto permite lograr una combustión uniforme y aprovechar al máximo sus efectos psicotrópicos. 

Aunque puedas molerla con tus propias manos, lo más probable es que termines con los dedos pegajosos y como bien sabemos, esto no ayuda a enrolar.

Además, haciendo eso desperdicias los tricomas de la planta, es decir lo que le da olor, color y efectos psicoactivos. Sería una pena, ¿cierto?.

Y sí, también podemos cortar la marihuana con tijeras (mientras sean puntiagudas y afiladas), pero ¿por qué complicarse la vida si existen aparatos especializados en la trituración de marihuana?

 En efecto, tenemos la suerte de que exista una amplia gama de moledores, de distintos materiales, formas, tamaños y colores.

La regla básica es la misma para todos: se abre en dos, se coloca la hierba donde hay dientes, se cierra y se gira de un lado para otro. ¡Voilà, tus cogollos fueron reducidos a un polvo! Mientras más densos sean los dientes del grinder, más fino será el resultado final.

¿Cuáles son los diferentes modelos de grinders?

Entonces, ¿en qué se diferencian los distintos modelos de grinders?

Grinder por tamaño

Una de las variables es el tamaño, lo cual es muy subjetivo pues depende de la cantidad de hierba que sueles consumir y del uso que le das a tu moledor.

moledor grinder BSF
Moledor Aluminio - BSF

Si lo quieres llevar contigo a todas partes, es probable que no te aconsejemos los grinders de 6,3 cm de diámetro que tenemos en nuestro Growshop Online. En cambio, este último modelo será ideal para esperarte en el velador después de un largo día.

buddtainer negro
Buddtainer

Grinder según el material

Otra cosa es el material del moledor: por lo general, son metálicos, plásticos o de madera. 

En Notorious solemos recomendar los grinders de metal (en particular los que son de aluminio), aunque sean un poco más pesados y más caros que los demás, son los que mejor resisten al tiempo y al paso de los cogollos.

Además, suelen tener un cierre magnético más fiable que los de plástico, para que no se abra la tapa en momentos inoportunos.

Los moledores de plástico, si bien son ligeros, tienden a echarse a perder más rápido si no reciben los cuidados apropiados.

Si algún día te han prestado un grinder tan pegajoso que no servía para moler nada, sabes a lo que me refiero.

Así es, los modelos hechos de plástico requieren un compromiso mayor en términos de limpieza que los de metal, si no quieres que tu moledor termine chirriando a las pocas semanas de uso.

Ojo ahí, los grinders de plástico que tenemos en Notorious no se limitan a desmenuzar la hierba, sino que también incluyen un frasquito hermético donde puedes guardar la hierba. Esta invención tiene por nombre Buddtainer, mide 9 cm de altura y existe en varios colores, aunque te recomendamos el negro por más discreción. No es muy resistente por ser de plástico pero es bastante práctico ya que permite almacenar varios cogollos.

Grinders de 2, 3 o 4 piezas: ¿cuál necesitas?

Otra variable a tomar en cuenta al momento de escoger tu grinder, es el número de compartimentos que tiene. 

Los más simples tienen solamente dos partes, es decir que una vez molida, la hierba queda atrapada en medio de las puntas. Tienes distintas opciones de tamaño: desde 38 mm, como este modelo color aluminio que tiene el mérito de no llamar la atención, hasta modelos de 63 mm, pasando por otros tamaños y colores tal como este hermoso grinder verde de 50 mm.

grinder de 4 piezas
Pure Grinder

 Los moledores de tres piezas incluyen por su parte un espacio donde cae la hierba molida.

En todos los casos, la puedes sacar inclinando el grinder y pegándole suavemente con la tapa, para no tocar directamente la hierba. 

Los modelos suelen ser más inventivos: tenemos incluso un moledor que tiene la apariencia de una mini lata de bebidas, otro con forma de brújula y un tercero con apariencia de granada.

 Ahora sí, hablemos del clásico grinder de cuatro piezas. Donde su primer piso está dedicado a recoger el kief, un polvo de tricomas muy fino cargado en cannabinoides, para consumirlo por separado.

De hecho, ciertos moledores de tres partes incluyen una rejilla que permite también filtrar este potente polvo.

Para que caiga el kief, muela la hierba y pega ligeramente el grinder hacia abajo. 

Tenemos incluso un modelo que hace el trabajo por ti, ya que es dotado de una tecnología que lo hace vibrar! Luego, basta con desenroscar la parte inferior del moledor para recuperar el polvo.

 Por lo general, todos estos modelos vienen con una pequeña herramienta que sirve para recoger la resina. 

Con una limpieza regular de cada uno de los compartimientos (si es que lo usas a diario), pueden durar años.

Te recomendamos por ejemplo este modelo con el cual podrás observar el proceso de trituración de la hierba, ya que la parte superior es transparente. 

Tenemos también uno que posee una manivela que sirve para hacer girar sus púas. Es bastante entretenido pero mientras más simples es el moledor, más resistente es.

Por suerte, tenemos varios tamaños y colores que proponerte en la tienda online.

 ¿Buscas algo realmente distinto? Te cuento entonces que existe un reloj de pulsera con grinder incluido. Con tal aparato, ya no tendrás excusa para perderte el 4:20… Hermoso, ¿verdad? 

Pero el grinder es un objeto tan mágico que puede incluso tomar la apariencia de una tarjeta. Si sabes usar un rallador, felicidades, estás listo para usar una tarjeta grinder. No es la manera más eficiente ni segura para tus dedos, pero lo bueno es que cabe en tu billetera.

Como podrás ver, tenemos modelos variados: como el gato de Alicia en el país de las maravillas, el signo de paz, un león rugiendo, un dedo medio levantado (para los más enojados), y la tarjeta grinder rasta, que no podía faltar.

pure grinder
Pure Grinder Clear Top 55Mm Negro

¿Cómo mantener y limpiar tu grinder?

Ahora que conoces los principales tipos de grinders, solo falta darte un par de recomendaciones de uso y de mantenimiento para que tu moledor tenga una larga vida. 

Primero volver a recordarte que solo se le echan los cogollos: trata de quitar los tallitos ya que podrían dañar tu salud por la combustión que producen. Además, podrían perforar el papelillo al momento de enrolar tu pito.

Por otra parte, la resina de la marihuana es muy pegajosa, como lo vimos antes. Independientemente que tengas un compartimiento para recibir el kief, éste se va acumulando en los dientes y rincones del grinder

Para que siga girando con suavidad y cerrándose de manera óptima, es necesario que lo limpies con un objeto puntiagudo o un cepillo de vez en cuando. Tranquilo, no tienes que hacerlo para cada cogollo molido: la idea es que vayas despegando los residuos de resina antes de que establezcan domicilio en el mecanismo de tu grinder

Para que sea más fácil retirar los residuos, una técnica consiste en meter el grinder al congelador un par de horas antes. Si tu moledor es de plástico o de madera, ten cuidado en no rascar muy fuerte para no desprender pedazos.

Para los moledores de metal, la mejor manera de realizar una limpieza profunda es con alcohol, aprovechando la resistencia de su material. Para hacerlo, se desarma el grinder y se sumerge un vaso de alcohol isopropílico para ablandar la resina y desinfectar el conjunto del objeto. Puedes incluso dejar que se evapore el alcohol para recuperar el kief y consumirlo de la forma que prefieras. 

Esta técnica de limpieza no es recomendable para grinders de madera ni de plástico ya que podrían dañarse. Sin embargo, para limpiar la rejilla, puedes empapar un bastoncillo con alcohol y humedecer las partes donde haya resina para desprenderla, sin atacar el material de tu moledor

Y ¿qué decir de las tarjetas grinder? Tal como te lo imaginas, son bastante simples de limpiar y en todo caso, no se ensucian tanto.

Si quieres compartir otro método para mantenerlos en un estado óptimo, adelante, este espacio es también tuyo.

Igualmente, no dudes en contar tu experiencia con los grinders o explicarnos por qué prefieres tal o tal modelo. Esto podría servir a otros consumidores, aunque todo sea finalmente una cuestión de gustos personales.

Lo que realmente importa, es que nunca falte la hierba de calidad, ¿cierto? Aun así, esperamos que nunca te falte un grinder para poder disfrutarla como se debe.

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of