14 consejos para el cultivo en exterior.

El cultivo de marihuana en exterior es probablemente unos de los métodos más simples y desafiantes al mismo tiempo. La naturaleza se encarga de entregar la mayoría de los insumos necesarios para que nuestras chicas crezcan grandes y vigorosas, lo cual es un gran ahorro de recursos. Pero las amenazas están esperando, para destruir o disfrutar de nuestras plantas antes que nosotros.

Hoy te presentamos un recorrido rápido por 14 aspectos y consejos esenciales a tomar en cuenta al momento de cultivar marihuana en el exterior. Ahí afuera, en lo salvaje. Y como salvaje nos referimos tanto a un bosque como el patio de tu casa. ¡Incluso un balcón! Cualquier lugar es un potencial hábitat si cumple con las condiciones correctas.

Además, recuerda que en Notorious encontrarás los mejores Kit para cultivar en exterior, revísalos.

Vamos a ver como debe ser ese hábitat.

1- La elección del lugar:

Punto exacto donde pondremos nuestras plantas.

Lo primero es determinar correctamente el punto exacto donde pondremos nuestra o nuestras plantas. Debes considerar que cada planta puede alcanzar 2.5 metros, o incluso 3.5 metros de altura (luego hablaremos de cómo regular la altura). 

Tus plantas tienen que estar ocultas de visitantes inesperados u ojos inescrupulosos. Las mallas y otras vegetaciones pueden ser nuestros aliados para ocultar el cultivo de marihuana en exterior, pero hazlo de manera que no genere sospecha.

2- El viento:

Debes tomar en cuenta como proteger tus plantas, ya sea con barreras o amarras.

Puede ser un gran enemigo cuando llega con fuerza. Si la zona donde cultivas tiene corrientes de viento habituales, debes tomar en cuenta como proteger tus plantas, ya sea con barreras o amarras. Recuerda que el viento también trae insectos y posiblemente polen, que puede polinizar tus plantas generando semillas.

3- La tierra:

Si el lugar donde quieres cultivar tiene vegetación, probablemente sea una tierra fértil para el cultivo.

El cannabis crece mejor en tierras arenosas y no demasiado compactas o arcillosas. En general, si el lugar donde quieres cultivar tiene vegetación, probablemente sea una tierra fértil para el cultivo. Si el lugar no tiene vegetación, puede ser un indicador de mala calidad de la tierra. En esos casos, siempre puedes hacer un hoyo y usar un sustrato para rellenarlo. Esto apoya enormemente el crecimiento de tus plantas.

Consejo importante. Evitar cultivar debajo de coníferas (pinos). Estos árboles generan acidez en el suelo, la cual es perjudicial para el cannabis. Los árboles de hojas anchas son indicadores de un buen suelo para nuestros planes.

4- Cuántas plantas cultivar en exterior:

En exterior el crecimiento suele ser muy superior en comparación al interior.

Idealmente debes considerar 2 metros de separación entre cada planta, pero se puede tolerar hasta 1 metro de separación para variedades automáticas pequeñas. Recuerda que en exterior el crecimiento suele ser muy superior en comparación al interior.

5- ¿Y las macetas?:

Por tierra deteriorada o traslados, sirve tener maceteros.

Si la tierra se ve muy deteriorada, o necesitas mover tus plantas de un lugar a otro, tanto por seguridad como para optimizar la luz solar, quizás debas usar macetas para el cultivo en exterior. Esto limita un poco el crecimiento, debido a que las raíces restringen su tamaño, pero igualmente pueden derivar en cultivos muy exitosos.

6- Selección de la semilla fem o auto:

¿Feminizadas o Autoflorecientes?

Un gran tema que intentaremos resumir en lo siguiente. Si esperas tener un mayor control del tamaño y duración del cultivo de marihuana en exterior, te recomendamos variedades automáticas, las cuales se dan muy bien en la temporada de cultivo en exterior (septiembre a abril en el hemisferio sur). Las variedades XXL Auto son especialmente grandes y productoras en exterior, con un tiempo de cultivo no dependiente de las horas de sol.

Ahora, si el tamaño no importa y tampoco tienen restricciones en cuanto a los meses que quieres cultivar, una variedad feminizadas pueden llegar a ser increíblemente grandes y productivas. 

7- Selección de la semilla Sativa o Indica:

¿Sativa o Indica?

Aquí la elección pasa por tu gusto personal a la hora de percibir los efectos del consumo de cannabis, pero debes considerar lo siguiente. En climas más húmedos o con riesgos serios de lluvias en marzo-abril, lo ideal es optar por variedades Sativas, las cuales son más resistentes a los hongos y a los efectos negativos de la humedad en general.
Por su parte, las variedades Indicas se adaptan mejor a climas más secos y con mayores niveles de radiación solar. 

8- Para exterior, germinar en interior:

Mejor realizar en ambiente controlado.

La germinación es un proceso delicado, el cual es mejor realizar en un ambiente controlado, pero ojo, tampoco conviene sacar nuestras plantas al exterior inmediatamente después de germinarlas. Debemos esperar hasta que tengan a lo menos unos 10 a 15 cm de altura. De esta manera aseguramos que estén más fuertes y resistentes a la intemperie. Esto implica el uso obligatorio de macetas pequeñas

Como referencia, lo ideal es que las temperaturas no sean inferiores a los 14°C para que nuestras nenas estén cómodas. Si tienes dudas de como germinar, revisa nuestro post sobre el tema.

9- Alelopatía:

Hay muchas especies que se ayudan o perjudican unas a otras.

Una de las cosas más bellas de la naturaleza son las interacciones que los distintos seres vivos tienen entre ellos. Hay muchas especies que se ayudan o perjudican unas a otras. Un ejemplo son las leguminosas, que fijan nitrógeno en el suelo ayudando a fertilizar a otras plantas, o la albahaca y el eneldo, que ahuyentan a insectos que pueden atacar nuestras plantas

Las posibilidades son muchas, por lo que te invitamos a investigar las plantas que estarán alrededor del cultivo y saber que efectos pueden tener. Busca siempre las sinergias positivas con las plantas vecinas.

10- Exceso de calor:

El exceso de calor y falta de riego es fatal para nuestras plantas.

El sol es nuestro principal aliado, pero puede ser un gran enemigo cuando la temperatura se dispara. El exceso de calor y falta de riego es fatal para nuestras plantas. Puede reducir el crecimiento y hasta provocar la muerte de todo el cultivo. 

Esos días de calor intenso pueden ser combatidos con un riego abundante temprano en la mañana, el cual puede ser repetido entrada la noche si es que la sequedad se hace notar. En casos extremos se sugiere el uso de aspersión de agua sobre las hojas, pero recuerda, no hay que regar la tierra de nuestro cultivo con sol ni calor. 

Si las temperaturas sobrepasan los 32°C y las plantas reciben sol directo durante todo el día, puedes colocar mallas raschel de 20% de sombra (no superiores a 40% de sombra), las cuales alivian el estrés.

11- Falta de humedad:

Mallas raschel en cultivo exterior.

Si es pleno verano y el aire es muy seco, algunos cultivadores usan fuentes o recipientes con agua para aumentar la humedad del lugar. El riego temprano en la mañana ayuda. Pero si la sequedad y el sol es extremo, el uso de mallas raschel es nuevamente recomendado.

12- Exceso de humedad:

Ante la amenaza de lluvia, intenta proteger tus plantas.

Un problema que está más presente si nuestro cultivo se encuentra a mayor latitud. La humedad no es negativa en sí misma, pero fomenta el crecimiento de hongos, especialmente dañinos en variedades indicas. 

Para esto existen productos como el Fungi de Wonderland, que siempre funcionan mejor de manera preventiva. 

Por otra parte, la lluvia puede dañar los cogollos y la planta si es que es muy intensa. Ante la amenaza de lluvia, intenta proteger tus plantas, tanto del impacto como de la posterior aparición de hongos.

13- Low Stress Training:

Técnica de cultivo de Low Stress Training.

En caso de que tengas que evitar la altura, y quieras aumentar el rendimiento de cada planta, puedes usar técnicas de LST. Son métodos que funcionan al ir doblando lentamente las ramas mediante el uso de cordeles y amarras, provocando un crecimiento horizontal de las ramas principales. 

Los beneficios son un mejor aprovechamiento del sol, menor altura, y la posibilidad de controlar mejor el crecimiento y separación de cada extensión de cada planta. Cuando el espacio y la altura son limitados, siempre es bueno aplicar LST.

14- Prevención de insectos:

Siempre es mejor prevenir plagas para no lamentar.

Por último, nuestro mayor enemigo en el exterior. Los insectos son la principal amenaza de cualquier cultivo de intemperie, puesto que (casi)siempre están ahí, y se ven atraídos por los deliciosos olores de nuestras plantas.

Lo complicado es que resulta muy difícil erradicar una plaga que ya se encuentra presente en el cultivo. Por eso, debemos prevenir para no lamentar.

Un método económico y bastante efectivo es el uso de Aceite de Neem y/o Jabón Potásico como repelentes de insectos, los cuales se deben aplicar cada 15 días mediante aspersión. 

Además existen productos de gran calidad como el Out Pest que repelen a una cantidad aún mayor de insectos y arácnidos.

Esperamos que estos consejos te sean útiles y ayuden a que tu cosecha en exterior sea un éxito. Procura siempre partir por lo más simple para luego ir mejorando tu técnica. Recuerda que en Notorious encontrarás los mejores Kit para cultivar en exterior, revísalos.

Si tienes dudas respecto a cómo cultivar marihuana en exterior o interior, qué productos usar, o cualquier tema relativo a la marihuana, puedes comunicarte con nuestros expertos de Notorious quienes encantados resolverán tus inquietudes.

¡Nos vemos en las nubes!

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of