Cultivar Marihuana en Invierno

Aunque a la marihuana le encanta crecer bajo el sol, esto no significa que no puedas cultivar esta planta durante la estación más sombría y fría del año. Aquí te dejamos unos tips para cultivar marihuana en invierno y que la estación no sea una excusa para pausar el autocultivo.

La cannabis sativa es conocida por ser una planta que ama el sol, por eso siempre recomendamos empezar a germinarla al final de la primavera y así aprovechar el sol del verano para que la planta crezca en las mejores condiciones.

Pero como bien sabrás, se puede cultivar marihuana durante el invierno o en territorios de climas fríos: de esto se trata esta nota. Solo necesitamos un poco de información básica para lograrlo (y no tener expectativas demasiadas altas si vas a cultivar en el exterior).

Controlar las temperaturas de tus plantas de marihuana

Primero que todo, tenemos que conocer la temperatura adecuada para el crecimiento de una planta de marihuana: entre 18 y 30°C, dependiendo de la fase en la que se encuentra. Sin embargo, la temperatura del suelo mismo debería ser un poco inferior (15-20°C) para que las raíces de la planta crezcan sanamente sin sobrecalentarse.

Si el suelo se llega a enfriar mucho, el metabolismo de la planta se ralentizará para poder sobrevivir, lo que significa que absorberá menos nutrientes y crecerá menos. Si el frío perdura, la planta de cannabis podría incluso llegar a morir.

Recuerda, si las raíces están sanas, la planta estará en las mejores condiciones para llegar a llenarse de cogollos resinosos. Pues sin raíces fuertes, no aguantaría el peso de las flores. Por lo tanto, ¡ten cuidado que no se enfríen demasiado las raíces durante el invierno, ya que afectaría directamente la salud de tu planta!

Una solución para proteger el sistema radicular del frío puede ser un sistema de placas calefactoras, sobre las cuales ubicar los maceteros. Tampoco tienen que ser muy calientes, ya que esto sería contraproducente. 

Otro tema a tener en cuenta, es la diferencia de temperatura entre el día y la noche. Idealmente, la diferencia entre las temperaturas diurnas y nocturnas no debería sobrepasar los 10°C, ya que la inconsistencia térmica suele afectar al crecimiento de la planta. 

Ahora bien, en un hábitat natural, es probable que la marihuana sea expuesta a grandes diferencias de temperatura y aún así, pueda llegar a dar buenos frutos. Pero si quieres maximizar tu cosecha, ya conoces el rango óptimo de temperaturas y puedes controlarlas gracias a un termohigrómetro o una pistola para medir la temperatura.

El cannabis y la humedad del invierno

A las plantas de marihuana, no solamente les disgusta el frío sino que también los altos niveles de humedad, ya que les transforma en posibles víctimas del moho y de los hongos. Si tus plantas están afuera (y aunque tengan un techito), ten ojo con las lluvias, las heladas o la nieve: si la planta se pudre, es muy probable que la cosecha se pierda. 

De todas maneras, que cultives en outdoor o en indoor, te aconsejamos medir regularmente la humedad relativa de tu cultivo para asegurarte de que el ambiente esté óptimo, sin que haya grandes cambios en la concentración de vapor de agua en el aire. 

La humedad relativa, es decir la cantidad de vapor de agua presente en un volumen de aire, no debería superar el 50% durante la floración de la planta, para evitar que se produzca moho en lo que deberían llegar a ser ricos cogollos de marihuana. 

En nuestro sitio, tenemos una categoría de control de humedad, temperatura y CO², la cual puedes revisar para encontrar medidores y herramientas que te permitan controlar tu cultivo y llevarlo hacia el éxito, a pesar de las condiciones adversas. 

¿Cultivar en exterior a pesar del frío?

¿Por qué no? Una buena opción si quieres seguir teniendo tus plantitas en el balcón y no quieres invertir en un indoor, es cultivar variedades automáticas (también conocidas como autoflorecientes), las cuales se adaptan mejor al clima invernal que las feminizadas. 

Ojalá poder germinar tus semillas automáticas en otoño para que puedan agarrar fuerzas antes de enfrentarse al frío del invierno. En todo caso, si vives en una zona muy helada, no te vamos a mentir: tu planta crecerá muy poco y tu cosecha será reducida. 

Para cultivar marihuana en invierno con invernadero

Frente a eso, una opción es construir un invernadero, lo cual te permite aprovechar la luz solar y cultivar hierba durante todo el año, sin que el dulce olor a cannabis invada tu casa. Sin embargo, esto requiere un control sobre la iluminación, y como lo hemos visto, sobre la temperatura y la humedad.

Dado que en invierno las horas de luz solar se reducen, la falta de luz podría afectar el crecimiento de tus plantas. De ser así, una solución es añadir luces y cubrir el invernadero para que no llame demasiado la atención cuando está oscuro afuera.

Para cultivar marihuana en invierno con indoor 

Si cultivas en indoor, puede que estés ocupando lámparas de tecnología HID (Alta Intensidad de Descarga), las cuales ya no se venden mucho desde que han llegado los LEDs. Dado que emiten mucho calor, pueden ayudarte a mantener tu cultivo a una temperatura óptima durante el invierno.

Por lo tanto, te sugerimos prender las luces HID durante las noches, que son más frías, para que no baje mucho la temperatura de tu indoor. Si tu iluminación es LED, tendrás probablemente que usar algún sistema de calefacción para que la temperatura no baje muy por debajo de los 18°C durante las noches.

Suerte en tu cultivo invernal y no dudes en compartir tus mejores tips para que las cosechas de la comunidad Notorious sean cada vez más abundantes.

Comments (0)

Product added to wishlist