¿Cómo secar tus flores?

Luego de cosechar la marihuana, secar tus flores de forma adecuada es fundamental para los cogollos. Este proceso ayuda a conservar y acentuar los sabores, además de resguardar los cannabinoides y terpenos. Con este proceso además se disminuye el sabor vegetal de las plantas.

La primera parte de este proceso es el secado de las ramas. Usualmente se dejan las ramas cortadas al aire. En esta etapa la cosecha puede perder 75% de su peso por la perdida de agua, sumando la poda de las ramas, hojas y tallo. Esta poda puede realizarse tanto en seco como antes del secado. Cuando es realizado en seco no debe ser ni largo ni corto. Muy rápido y el cogollos e mantendrá seco en su interior, pero muy lento puede producir moho.

Una vez que se seca al aire libre, se ponen en un espacio con poco aire, por ejemplo un frasco, de manera que deje de perder humedad. Parte del sabor y aroma es preservado en el agua que aún conserva el cogollo.

¿Cuánto tiempo se necesita para secar tus flores?

El secado toma entre 2 y 7 días. Es más corto si se ha realizado la poda antes, de esa forma queda menos planta que secar. Cuando la poda se hace después, la técnica consiste en dejar colgando las ramas boca abajo, en alguna cuerda o colgador. Si la poda se hizo antes, lo ideal es dejar los cogollos en una rejilla, para que corra el aire, en un lugar seco.

Una medida útil para saber si el secado se realizó, es tomar una parte del tallo y ver con cuánta facilidad se rompe. Si es fácil, está seco; si se dobla, está húmedo.

¿Cuál es un buen lugar de secado?

Un buen espacio de secado debe ser oscuro y que mantenga una temperatura entre 15-21º C. Su humedad no tiene que oscilar más allá de 55-65%. Para asegurarse que se mantengan estos números se puede usar un barato higrómetro

Por supuesto que no podemos siempre tener el lugar ideal y tenemos que adecuarnos a lo que tengamos. Por esto es que tenemos que buscar un espacio pequeño, como un closet, donde sea relativamente fácil controlar la temperatura y humedad. Ten en consideración que ese espacio y sus alrededores.

 Para el control de la humedad la circulación de aire es importante. Por esto, si es que no tienes un espacio que además de oscuro tenga buena circulación, puede poner un ventilador o un deshumidificador.

Oscuridad

El principal enemigo aquí es la luz solar y sus rayos UV. Estos degradan la cannabis y pueden disminuir mucho su potencia. Si no es posible contar con un espacio oscuro, como último recurso puedes cubrir con algún genero tus cogollos.

NO hay problema con la luz que les llega a las plantas cuando las revisas, pero asegúrate que no sea prolongado.

Cómo colgar tus cogollos

Esta no es una labor demandante, pero necesita espacio. En algunos casos las ramas son largas y es posible incluso colgar la planta completa. Esto último es evidentemente más fácil, pero requiere mucho más espacio.

Hay que considerar que mientras más grande la planta o las ramas, más toma en secarse. Por lo que si el tiempo es un problema, hacer la poda antes puede ser conveniente.

Cuando se realiza la poda antes, lo mejor es secar los cogollos en una rejilla, idealmente planas y con capas. Esto es lo mejor para la circulación del aire. Luego de 2-3 días de secado puedes presionar un poco el cogollo y revisar si está totalmente seco o necesita un día más.

Una vez terminado el proceso de secar tus flores comenzará el de curado. Este proceso es fundamental para el sabor y aroma del producto final. En otra nota te contaremos más sobre este proceso.

 

Fuente: https://www.leafly.com/learn/growing/harvesting-marijuana/drying-curing-cannabis

Comments (0)

No hay comentarios de momento

New comment

Product added to wishlist
Product added to compare.