Tragos Cannábicos: Una nueva receta

Esta planta no nos deja de impresionar en el sentido de descubir lo buena que es para distintas preparaciones dentro de la cocina. Productos de cocina dulces como brownies o salados como pan o tortillas. En esta oportunidad, te enseñaremos y aprenderás, como hacer tus propios cócteles o “copetes” con alcohol de cannabis.

Primero debemos partir por pensar en que no sólo se fuma o se come. Esta planta hace años viene sorprendiéndonos con sus usos y cualidades. Desde aceites de CBD, pastillas de CBD para la fibriomialgia o incluso algo tan extraño como un biocombustible de cáñamo, que buscan salvarnos de la destrucción medioambiental en la que nos encontramos.

 

Pero existen también –aunque no lo creas- formas caseras y artesanales de hacer extracciones de marihuana con alcohol. Es aquí, donde hablamos del alcohol de cannábis y te explicaremos qué es, cómo hacerlo y para qué sirve.

¿Qué es y cómo hacer alcohol de cannábis?

Es una extracción de componentes de la marihuana a través del alcohol etílico, donde se macera y madura en un periodo determinado de tiempo. De esta forma, se puede ocupar en distintas preparaciones que puedan llevar alcohol, como cocteles, tragos largos, cortos e incluso el clásico “puritano”.

 

Este producto es casero y es elaborado a partir de hojas y cogollos de marihuana el cual al tener contacto con el alcohol, libera distintos tipos de propiedades.

Te explicamos el proceso desde el inicio:

Antes de comenzar de lleno con la preparación de este brebaje, necesitaremos los siguientes ingredientes:

 

·      300ml de alcohol etílico de 96º.

·      5gr de cogollos secos previamente descarboxilados

·      Botella o contenedor de vidrio

 

Ya teniendo nuestros ingredientes listos para comenzar la preparación. Son 10 pasos en total que tienes que seguir para poder llegar al tan anhelado brebaje ancestral.

 

Aquí te dejamos el paso a paso para que sepas cómo prepararlo:

 

Método 1

 

Paso 1: Primero que todo, debemos saber que prepararemos un producto que necesita un recipiente bien limpio y desinfectado, por ende tenemos que lavar bien con agua caliente el recipiente donde dejaremos nuestro alcohol, para evitar la proliferación bacteriana.

 

Paso 2: Ya teniendo el envase totalmente limpio, podemos introducir los cogollos, hasta el fondo. Debes asegurarte que no queden muy apretados, para que el alcohol pueda aprovechar al máximo el contenido y liberar todos los componentes necesarios.

 

Paso 3: Agregar los 300ml de alcohol, asegurándote de que tenga como mínimo 96º, ya que esto será suficiente para cubrir todo el contenido previamente introducido en el recipiente.

 

Paso 4: Pasamos a agitar la botella para que los cogollos se mezclen con el alcohol y se vayan integrando de manera correcta. No es necesario agitarla demasiado, pero lo importante es asegurarse de que todo el contenido quede impregnado en alcohol.

 

Paso 5: Siempre el principal objetivo será que los cogollos queden macerados, es por eso que deberás guardarlo por 1-2 semanas, dejarlo que repose en un lugar oscuro y fresco, donde puedas estar agitándolo a diario.

 

Paso 6: Cuando este tiempo haya pasado y el proceso de maceración haya terminado, debemos tener a mano un colador, tela o malla, para poder separar el líquido de la materia vegetal, para poder eliminar los residuos que no queremos en nuestra extracción final.

 

Paso 7: De esto, resultará un líquido verdoso oscuro y a medida que vaya pasando el tiempo, se irá poniendo más oscuro debido a la clorofila presente y que nos dice que el proceso de maceración se hizo correctamente.

 

Paso 8: En el extracto final, te aconsejamos almacenarlo en un sitio oscuro y fresco, ya que así podremos conservar por más tiempo nuestro alcohol. Siempre es mejor envolverlo en papel de aluminio (el típico de cocina color plata).

 

Paso 9: Otro consejo muy práctico, es guardarlo en frascos más chicos, para que cuando lo vayas a usar, no afectes la totalidad del producto y pueda tener una duración aún mayor.

 

Método 2

 

Puedes repetir el mismo proceso anterior, solo que en vez de usar una botella de 300ml de alcohol etílico, puedes usar tu botella de destilado favorita, ya sea ron, pisco, gin o hasta vodka, pero deber agregar un poco de manicurado, hojas y ramas también.

 

De esta forma, agitándolo a diario durante 1 mes, tendrás resultados fantásticos y con tu trago favorito, ¿Qué mejor?

Espero que este post te haya ayudado a entender y aprender a hacer una nueva forma de quedar en satupiter, con tu brebaje favorito.

 

¡Buenos humos!

Comments (0)

No hay comentarios de momento

New comment

Product added to wishlist
Product added to compare.